05 Feb

¿Cómo armar un equipo eficaz y con valores?
geronimo | 1 comentario

El científico francés Manfred Kets De Vries vivió por años junto a tribus pigmeas de África. En su libro “La lección de los pigmeos”, este investigador demuestra que aunque desde afuera parecen simples y desorganizadas, estas tribus están sustentadas por un sistema de valores complejos que garantiza la unión y la eficacia en el trabajo en equipo. La clave del trabajo en equipo de los pigmeos, que nos puede ayudar a nosotros a armar buenos equipos de trabajo son las siguientes:

1) Respeto y Confianza mutua
A simple vista, llama la atención el respeto y la confianza con que se tratan. En general se los ve como gente feliz, con una visión positiva del mundo. La estructura familiar contenedora de la familia pigmea explica la disposición a compartir y a colaborar. Por ejemplo, todos son conscientes de que, en su hábitat, la interdependencia es una condición determinante de la supervivencia. Las expediciones de caza son peligrosas, y sus riesgos se magnifican cuando no se puede confiar en el otro. Saben que es necesario contar con todos y cada uno. Los pigmeos han aprendido a aprovechar las energías diferentes en beneficio de todos. El requisito básico es la confianza, una flor delicada y que tarda en florecer.

2) Autoestima y solución constructiva de conflictos
Todos los miembros de la sociedad pigmea comparten la convicción de que pueden “descansar” en el otro, pero para que esto sea real la autoestima es fundamental. Piensan que aunque los conflictos son inevitables, pueden resolverse si los miembros asumen que son responsables de la “construcción” del resultado. La solución constructiva de los conflictos es la norma. Aunque cada individuo tiene la responsabilidad personal de intentar resolverlos, también tiene el derecho de convocar a otros si falla. La idea es no dilatarlos: se los aborda tan pronto como se presentan.

3) Participación y Comunicación
La participación es esencial en la cultura pigmea. Todos la esperan, todos la exigen, y se supone que todos la ofrecen. El poder se reparte en forma pareja entre los miembros del grupo. Todos tienen el mismo peso en las decisiones. Hay interacción y compromiso. Mantienen una comunicación fluída entre los miembros.

4) Espíritu de cuerpo
En la sociedad pigmea, la cooperación es el eje. Un pigmeo puede salir solo a cazar – de hecho lo hace regularmente - ; pero cazar en grupos y con redes es más efectivo que el arco y la flecha de cazador solitario. En lugar de pájaros o monos, pueden atrapar un antílope. Hombres, mujeres y niños participan. En el momento de la cacería se juntan las redes de todas las familias del grupo hasta formar un semicírculo. Las mujeres y los niños “empujan” a los animales hasta la red, y los hombres desde el otro lado, los matan cuando quedan atrapados. Para lograr ese foco y ese sentido de propósito, es fundamental articular claramente los objetivos del equipo y la metodología de trabajo.

5) Un credo común
Íntimamente relacionada con el sentido de propósito o finalidad está la cultura del grupo, los valores y creencias compartidos que rigen su conducta. Desde la infancia los pigmeos internalizan reglas de conducta, que se transmiten oralmente de generación en generación. Sus creencias y valores culturales son la base de esas normas. A su vez, sancionan severamente a quien quiebra esas normas de conducta.

6) Todos lideran
Los pigmeos creen firmemente en el liderazgo “distribuido”. A diferencia de otras tribus africanas, no hay “grandes hombres”: nadie tiene el monopolio del liderazgo. Tampoco la última palabra. Aunque algunas opiniones, por conocimiento o experiencia, prevalecen, todos están preparados para desafiar a la “autoridad”. Por lo tanto, cada uno asume como propias todas las decisiones.   Aprovechar las enseñanzas milenarios de estos seres humanos, nos permitirá por un lado tener un mejor desempeño en nuestros equipos de trabajo, y por el otro lado, apreciar que muchas veces que lo que parece humilde y simple, en realidad esconde una enorme sabiduría.

Comentarios:

  • avatar
    gero
    11/09/2017

    123

Enviar un comentario