04 Apr

Gestión del conocimiento y E-learning: una alianza estratégica para el desarrollo
tzolkins | 0 comentarios

En los últimos años se han registrado grandes transformaciones económicas, culturales y tecnológicas que dieron como resultado la conversión del entorno que envuelve a las organizaciones en sociedades del conocimiento. En este contexto, el conocimiento se convierte en un recurso escaso crucial, como una importante fuente creadora de valor.

Para repensar los desafíos que este tipo de cambio le representan a las organizaciones, resulta útil recuperar los aportes del paradigma teórico de la empresa basada en el conocimiento (knowledge based-view). Según este enfoque, “las rentas empresariales no provienen del posicionamiento en el mercado de productos sino de la posesión de recursos estratégicos, es decir, recursos específicos, escasos y difíciles de imitar y transferir”. (Claver Cortés; Zaragoza Sáez, 2007:56)

En esta línea, el stock de saberes y competencias que poseen las organizaciones se tornan rasgos distintivos valiosos, reconociéndolos como activos intangibles fundamentales. Es entonces que prácticas como la de la gestión del conocimiento entran en escena como estrategia clave que invita a encontrar soluciones creativas para las nuevas demandas del entorno cambiante.    

Para llevar a cabo procesos de gestión del conocimiento eficaces, se recomienda partir de la base de diagnósticos de evaluación de las competencias disponibles entre los miembros de la organización y aquellas efectivamente requeridas para alcanzar mayores niveles de desarrollo.

Luego, aprovechando las bondades de las NTICs, la búsqueda de soporte en infraestructura tecnológica resulta un recurso aconsejable. Entre estas herramientas, sobresalen las propuestas pedagógicas de E-learning como método eficaz y propicio para impulsar las cuotas de innovación y aprendizaje necesarias para desatar procedimientos de gestión del conocimiento provechosos.     

Innegablemente, las personas cuentan con capacidades disímiles y algunas pueden encontrar mayores obstáculos a la hora de llevar a cabo las tareas que su puesto laboral le exige. No obstante, esto no necesariamente impide que, con el acompañamiento y la instrucción adecuados, todos tengan la posibilidad de ampliar y mejorar sus habilidades. Por esta razón, la gestión del conocimiento se vuelve doblemente provechosa: para promover el desarrollo del factor humano y su nivel de satisfacción en el trabajo; así como también para lograr un mejor posicionamiento estratégico de la empresa por medio de adquisición de mayores niveles de conocimiento y competencias.     


Fuentes consultadas

  • Claver Cortés, E.; Zaragoza Sáez, P. (2007) “La dirección de recursos humanos en organizaciones inteligentes. Una evidencia empírica desde la gestión del conocimiento”. Investigaciones europeas de Dirección y Economía de la Empresa. Vol. 13, Nº2, pp. 55-73. Universidad de Alicante.
  • González, Alberto; Joaquín, Caroll; Collazos, César (2009) “Karagabi KMModel: modelo de referencia para la introducción de iniciativas de gestión del conocimiento en organizaciones basadas en conocimiento”. Ingeniare. Revista chilena de ingeniería, vol. 17 Nº2, 2009, pp. 223-235.
  • Fernández, Guadalupe (2009) “Buenas noticias para el desarrollo del talento”. Revista APD. Hay Group. Mayo 2009. pp. 44-46.

[1] Escrito elaborado por Nuria Gutiérrez (Tzolkins S.A.) en base a la revisión de bibliografía pertinente, citada en fuentes consultadas.

Comentarios:

    Aún no hay comentarios

Enviar un comentario